martes, septiembre 05, 2006

¿Por qué Tallante?

Mostramos dos testimonios de dos personas que han optado por residir en Tallante:

Antonia y Jorge: Residian en cataluña, ahora en Pueblo Roto

Llevábamos viniendo de vacaciones o por la almendra en verano a la casa de mis padres toda la vida (unos 38 años) nunca se nos hubiera ocurrido vivir aqui, pero Jordi se jubilaba y llego un momento que queriamos descansar, primeramente nos ibamos a ir a Las Palas o a Fuente Álamo, comprarnos una casa y vivir alli.
Pero fue nuestro hijo el que nos dio el empujón y nos dijo de restaurar la casa. Porque la casa no estaba en condiciones de vida, la casa se caia. Nuestro hijo se venia muchos veranos aqui a estudiar porque le encantaba decia que con la tranquilidad, los pájaros el aire...si no hubiera sido por el, la casa seguiria en ruinas.
Entonces empecemos a venir mas a menudo; a seguir las obras a ver los progresos. Hasta que llego el dia y la inauguremos, pero todavia no habiamos empezado a vivir, veniamos una semana y nos ibamos, unos dias. Ahora ya estamos aqui todo el tiempo.

Nuestros amigos nos decian: ¿pero cómo vais a iros a vivir a un pueblo? Alli solos, en medio del campo. Pero nada mas venir a ver la casa todo les encanto y se querian quedar.
Aqui te puedes salir a la calle a leer, a descansar, sin ruidos. No como antes, antes en nuestro piso de Barcelona, si te salias al balcon (que ni podias) solo oias: gente, coches, autobuses, sirenas... un completo estres. Aqui sales oyes los pajaros, ves las nubes, las estrellas... a veces en verano comemos en el patio, salimos andar... La gente ha sido muy amable tambien, por que yo no conocia a nadie. Viniendo aqui hemos ganado de tranqulidad, que no veas; hasta el perro esta mejor!

En algunas cosas a veces añoras el centro: las tiendas, el cine, el teatro.Pero si queremos vamos a Fuente Alamo de compras o a Cartagena.
No se si sera por la edad pero yo no cambiaria esta casa, el concepto que tienes la gente de ciudad de un pueblo es muy equivocado.




Paqui y Miguel: Residian en Cartagena, ahora en Tallante.


Yo he sido toda mi vida de Cartagena , nunca habia ido al campo ni trabajar. Pero al casarme mi marido era de Tallante, y al enfermar su padre y tener que retirarse se nos planteo el problema de todo el huerto y los animales que tenia. Nos tuvimos que ir a vivir alli, aun asi teniendo una casa en Cartagena y otra en Islas Menores.
Mi marido por nada dejaba los animales asi que yo de no haber visto un conejo ni una gallina en mi vida tuve que empezar a acostumbrarme.

Deje todas mis comodidades que yo tenia para empezar a limpiar patios, arreglar animales y encargarme de la casa.

Al principio la verdad es que yo decia que no, aunque todo fue acostumbrarse. Ahora lo veo como una mas de mis obligaciones hasta algunas cosas me gustan, el contacto con la naturaleza y los animales. Yo nunca habia experimentado el ver a los choticos crecer, ni los pollicos chiquiticos, el tener mi propia comida y despues comerla. Son cosa que viniendo de la ciudad para mi fueron sorprendentes.

Ahora tenemos una piscina, la casa acomodada a nuestras comodidades, si quiero ver a mis amigas de Cartagena o ir de compras voy, o si no con mis amigos de aqui.
Si no fuera por una separacion o problemas graves yo no me iria de aqui, estoy estupendamente.

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home